Una reforma en la oficina

Con la llegada del nuevo año muchos empresarios deciden modernizar las instalaciones, dar otro aire a las zonas comunes y realizar un cambio de imagen a sus negocios. Son muchos los que optan por hacer una pequeña reforma, una reforma que no conlleva una gran obra, solo mover algunos tabiques, o cambiar las puertas o simplemente una mano de pintura y unas cortinas nuevas sirven para lavar la cara del local y darle un aire nuevo, distinto.

Es en estas ocasiones en las que pueden hacer cambios más significativos, pueden modernizar del todo la estancia y comprar estanterías de metacrilato online, estas son muy resistentes, mucho más bonitas que las metálicas y muy económicas. Con esta clase de material se puede jugar mucho, es decir, puedes hacer cientos de cosas que con otros materiales no puedes hacer, puedes forrarlos, darles color, ponerles vinilos, añadir etiquetas… es un material mucho más versátil que la madera o el metal.

Una reforma por pequeña que sea conlleva al cierre del negocio durante unos días, es por eso que lo mejor es hacerlo en una temporada en la que las ventas sean menores, una temporada en la que ya sabemos por años anteriores las ventas bajan, hay menos clientes y las perdidas van a ser menos, por ejemplo en verano, cuando muchas personas se van de vacaciones, o en Semana Santa que pasa igual. Esto también será muy variable dependiendo del tipo de negocio que sea, no todos los establecimientos tienen la misma clientela en las mismas fechas.
Las oficinas son distintas, prácticamente siempre tienen el mismo volumen de trabajo y es por eso que pueden hacerlo en cualquier fecha, eso sí contratando a una empresa de reformas seria, responsable y que cumpla con las fechas establecidas para que la repercusión del cierre del negocio sea mínima.
Con la llegada del nuevo año son muchas las empresas que también amplían sus plantillas, así muchas personas encuentran trabajo a principios de año y es algo positivo en esta época en la que el empleo es tan precario y las condiciones laborales tan deprimentes, en esta época en la que ya nos estamos olvidando de la crisis pero en la que todavía estamos pagando las consecuencias de unos años muy malos para el país en los que muchos perdieron todo lo que tenían y aun habiendo pasado ya diez años desde que todo empezó, no han podido volver a la normalidad.