La nueva generacion que no quiere tener hijos

Aunque a muchas personas les cueste mucho creerlo hoy en día las mujeres y hombres que componen este siglo, no quieren oír hablar de casarse y tener hijos, todos sabemos que antes incluso después de estudiar una carrera la gente se organizaba y preparaban una boda por todo lo alto y enseguida se disponían a aumentar la familia. Por desgracia las cosas han cambiado, y digo por desgracia porque somos un país en el que la natalidad ha descendido de manera considerable, por desgracia los jóvenes ya no piensan en formar una familia, la economía y la crisis de este país han hecho que se les quiten las ganas de golpe, el tener puesto de poco estables con los que no sabes cuánto tiempo van a durar han hecho que se lo planteen de manera seria y desde luego se convierta en la última elección con la que se queden. La verdad que entre la gran cantidad de divorcios y separaciones con los que podemos contar a diario más todo lo mencionado anteriormente podemos decir que dentro de pocos años España será un país viejo donde no tendremos gente joven alguna.

Y es que si echamos un vistazo a nuestro alrededor podremos darnos cuenta que la mayoría vive con sus padres, otros malviven compartiendo piso con ayudas que les da el gobierno por haber trabajado unos meses, y otros aunque viven en pareja si tienen la suerte de trabajar los dos lo que menos se les pasa en este momento por la cabeza es la idea de traer un niño a este mundo. Desde luego viéndolo de esta manera nos damos cuenta que los que se atreven a dar el primer paso son unos verdaderos héroes y a los que les gusta de verdad el riesgo, sin embargo la inmensa mayoría hacen todo lo posible por disfrutar de sus relaciones sexuales solo que con mucha más protección, teniendo mucho cuidado y si les surge cualquier tipo de accidente o descuido enseguida echan mano de www.ellaone.es una píldora que se puede conseguir en farmacias sin receta médica con la que se puede evitar un embarazo no deseado.

Sin duda nos damos cuenta que vamos hacia atrás a pasos agigantados y que en vez de mejorar con el tiempo vamos echándonos tierra encima obligándonos a envejecer mucho antes y disfrutando mucho menos de la única vida con la que contamos.