Disfrutar de los mejores productos es posible

Este fin de semana hemos estado en una casa rural a las afueras de Huesca, la verdad es que ya se agradecía desconectar un poco de la rutina y poder respirar aire fresco, libre de polución y de contaminación, abrir una ventana por la mañana y que te inunde una sensación de paz y tranquilidad no tiene precio. El sitio es precioso, rodeado de naturaleza, con un riachuelo que recorre gran parte del recinto en el que se encuentran las cabañas, una estampa maravillosa. Cada cabaña cuenta con su jardín trasero privado, tras una gran puerta en la cocina aparece el jardín con todo lo que necesitas para relajarte al sol,

Me pareció muy curioso que el césped del jardín fuera artificial, porque si no me agacho y lo toco no me abría dado ni cuenta, las ventajas de un césped artificial con la estética de un césped natural.

Me gusto la idea del césped tan real así que cuando llegue a casa busque en internet empresas de cesped artificial para poner ese mismo en la terraza de mi ático, que aunque evidentemente no va a ser lo mismo, le daré un toque mucho más natural ya que aquí no puedo plantar césped natural por lo obvio, me encantaría poder salir por las mañanas de verán a la terraza descalza a tomar un café en la tumbona y ver el suelo todo verde y con ese aspecto tan real como el que tenía el de la casa rural. Sin lugar a dudas una gozada pasar las tardes trabajando en el ordenador al aire libre, y es que antes de la escapada de fin de semana no había pensado en la terraza del ático como en una opción para poder arreglarlo y pasar más tiempo allí, solo lo utilizaba para guardar la bicicleta y para tender la ropa, ahora con la ayuda de los profesionales e instalado el suelo de césped artificial, colocando unos maceteros con un par de jazmines que huelen estupendamente y una madre selva para que de mas color, he convertido el ático aburrido en una estancia de la casa en la que más tiempo pasamos, desayunamos en el ático, jugamos en ático y no dormimos en el por temor a que los mosquitos se den un festín con nuestra sangre, fue un gran acierto poner el césped, nos ha cambiado los hábitos.