Dinero como caído del cielo

Las suegras, esas personas tan queridas y odiadas al mismo tiempo, que haríamos sin ellas. Pues la mía se viene a vivir con nosotros, la mujer ya está muy mayor y le cuesta mucho moverse, si a eso le sumamos que no le gusta mucho estar sola pues hayamos la combinación perfecta para que se mude a casa, no me malinterpretéis, la señora es un amor, pero no deja de ser mi suegra y ya sea por la reputación de estas o porque se dice que no hay ninguna buena la idea no me agradó mucho al principio por eso de la intimidad y de no poder andar por casa como te plazca, aunque ya lo he asumido.

La cuestión es que nosotros tenemos bañera en el baño y ella ya no está como para levantar las piernas para meterse en la bañera, por lo que hay que quitarla y poner un plato de ducha para que le sea más fácil asearse. El problema está en que es un gasto con el que no contábamos y no queremos que ella se haga cargo de la obra, así que mi marido y yo hablamos de buscar información sobre  mini créditos para salir del paso, lo cual nos facilitaría mucho la vida, estas gestiones llevan muy poco tiempo y como los dos trabajamos pues no tendremos ningún problema para que nos lo concedan, al final en Creditomas nos concedieron el préstamo con unas muy buenas condiciones y que vamos devolviendo mes a mes sin apuros y sin dolores de cabeza, yo era muy escéptica con este tipo de soluciones, pero al conocer esta empresa de préstamos online, me he vuelto creyente, pensé que estos préstamos no te los daban o que si te concedían uno te comían con los intereses que suponía serian muy altos, pero nada más lejos de la realidad, he quedado encantada con la experiencia y sin duda alguna si me encuentro en esta situación en alguna otra ocasión, os aseguro que volvería a confiar en créditos rápidos para salir del apuro.

Así que ya hemos empezado con la obra que aunque es cosa de poco ay que ver como se ensucia todo y lo que se enreda, mi suegra la mujer está la mar de contenta, porque está con nosotros, los niños le dan muchas alegrías y a mí me viene muy bien porque tengo niñera.